10 Peinados sencillos para dominar tu cabello

peinados

No más batallas. Estos peinados te ayudarán a dominar el arte del peinado.

1. Crea unas ondas suaves en menos de 5 minutos.

Amarra todo tu cabello en una cola alta y secciónalo para comenzar a ondularlo con la tenaza (recuerda no dejarlo más de 10 segundos en el calor). Una vez que hayas terminado, desamarra, cepilla y aplica fijador.

2. Olvídate de los cabellos rebeldes.

En vez de fijarlos con un solo pasador, ponte creativa y crea un patrón geométrico para asegurar esos cabellos que nada más no se quedan quietos. Unos pasadores de colores se verán mucho más originales que unos en tu tono de cabello.

3. Aventúrate por el cruzado.

Se verá complicado pero no tiene nada de ciencia. Lo único que tienes que hacer es dividir tu cabello en dos secciones, y con la de arriba hacer un pequeño giro que asegurarás con un pasador. De ahí sólo es cruzar mechones de derecha a izquierda y fijar. Sí, así de rápido.

4. Dale un boost de volumen a tu cola de caballo.

Seguro nunca pensaste que dos pasadores podían hacer toda la diferencia.

5. O vete pro con una ilusión óptica.

Cuando te sientas triste porque tienes poco cabello, aquí tu respuesta, fácil y rápida.

6. Trenza tu chongo como una pro.

Voltea hacia abajo tu cabeza y comienza a trenzar por atrás hasta que llegues a la coronilla. Levántate y haz un rollo con lo que queda de cabello. ¿Dudas?

7. O usa la trenza para crear el chongo más bonito.

De esas veces que desearías tener el cabello rosa, pero fuera del color, este chongo te sacará de muchos apuros. De una colita volteada comienza una trenza. Enróllala hacia dentro y termina fijando con un pasador.

8. Inspírate en el look de las pin ups.

En vez de llevar el cabello suelto porque se te hizo tarde, agarra un mechón del frente y gíralo hacia dentro. Si tienes más tiempo hazlo con la ayuda de un peine y quedará mucho más marcado.

9. Aplica el cepillo… de dientes.

Sí, tal como lo lees (pero por favor, usa uno nuevo y que no vayas a confundir con el que usas diario para lavarte la boca). La idea es darle esa textura despeinada a tu trenza, lo único que debes hacer es cepillar hacia abajo.

10. Haz un trenza-ception.

Es una trenza dentro de una trenza... ¡y ya! Lo mejor es que el resultado es algo digno del salón de belleza y que no te tomará ni 10 minutos hacerlo.